Hoy en día, un seguro y correcto almacenaje de productos alimenticios no se concibe sin la utilización del acero inoxidable en todos y cada uno de los componentes o herramientas con las que vamos a trabajar sobre tales productos.

Con almacenaje queremos referirnos sobre todo a estantes y estanterías. Estas estructuras resultan muy eficientes a la hora de su limpieza y desinfección, ahorrando en tiempo y trabajo y ganando en seguridad e higiene.

 

FRICOSMOS-ESTANTERIAS

 

 

Las estanterías modulares de acero inoxidable son la opción correcta a la hora de elegir el mobiliario con el que vamos a equipar nuestra carnicería, pescadería, supermercado, restaurante o cualquier otro tipo de empresa en la que vamos a manipular directamente productos alimenticios.

 

 

 

 

 

 

Aparte de lo que al almacenaje se refiere, en la vida diaria de un negocio del tipo que comentábamos anteriormente se van a emplear multitud de herramientas con las que operaremos directamente sobre productos que requieren de un nivel de higiene lo más perfeccionista posible. Hablamos de herramientas tales como cortadoras de carne o fiambres, máquinas envasadoras, prensas de carne, cuchillería o sierras de corte, entre otras muchas.

 

FRICOSMOS CUCHILLOS

 

Tal es la importancia de un perfecto higiene en nuestra tienda que debemos tener en cuenta también el acero inoxidable cuando hablamos de mostradores, mesas, o cualquier punto de apoyo sobre el que vamos a trabajar. No sería lógico equipar nuestro negocio con acero inoxidable y , por ejemplo, cortar la carne o el pescado sobre una mesa de madera agrietada por los cuchillos  en la que la suciedad campa a sus anchas.

 

FRICOSMOS-MESA

 

Lo que también pretendemos al equipar nuestro establecimiento de la forma correcta es evitar las posibles sanciones que instituciones como sanidad nos puedan imponer por no tener en perfectas condiciones todos y cada uno de los elementos de nuestro negocio.

 

Javier Peña

Editor de la web Equitienda.es, Graduado en Marketing e Investigación de Mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *